Una solución sostenible para el packaging alimentario

 

“Nunca hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión”. Estas palabras de Oscar Wilde, a día de hoy, las empleamos también en el mundo del packaging alimentario.

El envase alimentario es la carta de presentación de un alimento. Pero además, dicho envase alimentario, en el siglo XXI, se vincula a conceptos tan primordiales como son: seguridad alimentaria, trazabilidad, sostenibilidad e incluso al propio marketing de la empresa vendedora del producto.

Actualmente, vemos como las tendencias globales para el envasado de productos tanto hortofrutícolas como el marisco está exigiendo una renovación en los proveedores de este packaging alimentario. La concienciación medioambiental de la sociedad, así como las nuevas regulaciones de los países europeos al respecto están provocando un mayor incremento del gasto en I+D+I.

Estas tendencias globales no se están produciendo de manera homogénea en todos los países. Podemos distinguir los patrones de comportamiento geográficamente:

  • Grecia, Portugal, Italia y la propia España, en ocasiones, son más reacios a cambiar de proveedor y buscar alternativas eco-friendly debido al encarecimiento final de los productos. 
  • Francia por otro lado, ha aprobado una nueva ley en materia de packaging alimentario y en el año 2022 se verá obligada a prohibir el uso de material plástico y por tanto, está más cercana a ese cambio en la tendencia respecto de los clientes más tradicionales. 
  • En Europa Central, es donde actualmente se observa ese interés real por los productos compostables. Son conscientes de que este tipo de malla es más cara que la malla normal pero asumen el coste añadido en los productos premium.

En este sentido, la empresa gallega Ecoplas ha sabido alinearse a estos nuevos intereses requeridos por los consumidores y en la actualidad ofrece más de una solución sostenible para el packaging alimentario al respecto en toda su gama de productos.

Ecoplas se puso en marcha en el año 2006 y en sus inicios, se dedicaba únicamente a la fabricación de malla extruida destinada al cultivo y envasado de marisco. Años después, y conociendo las necesidades del mercado, fue ampliando la gama de productos dedicados a otros sectores como la agricultura o el envasado de productos hortofrutícolas, tanto a nivel nacional como internacional.

Para Ecoplas, las premisas actuales de la compañía son ofrecer soluciones acordes a estas exigencias:

  • Seguridad alimentaria
  • Innovación
  • Tecnología 4.0

Fruto de ello, es el proyecto que defiende Ecoplas para este año 2021 y que es la introducción en el mercado de un nuevo concepto de malla, al que han denominado

SMART NETS.

Anxo Vidal, Director de Negocio de Ecoplas nos cuenta cómo con Smart Nets pretenden cubrir una serie de necesidades que tanto consumidores finales, prescriptores (supermercados) así como sus propios clientes (entendido como envasadores) tienen, y que hasta este momento no están siendo resueltas por el resto de proveedores.

Ecoplas es una empresa comprometida con la sociedad y con sus clientes donde su pilar ancla es la innovación, por eso en su ADN están implícitos una serie de valores que nos definen:

  • Compromiso social y medioambiental
  • Desarrollo e innovación
  • Inclusión y diversidad
  • Honestidad, integridad, responsabilidad

Para responder a esas necesidades y tendencias globales que hemos comentado, Ecoplas, actualmente dispone de dos líneas de productos y, ambas, muy alineadas con la preservación y conservación del Medio Ambiente, siendo una solución sostenible al packaging alimentario:

  • R – NET: Se trata de una línea de productos basados en la triple R:

 Reciclable: Todas la mallas que fabrican son reciclables y se depositan en el contenedor amarillo, por lo que se alarga la vida útil de la materia prima.

Renovables: Las materias primas pueden proceder de fuentes renovables como puede ser la caña de azúcar e incluso obtener el sello de Tuv Austria de “Ok Bio-based”

 Reducir: Se reduce el uso del plástico en la fabricación consiguiendo mallas más ligeras y con las mismas prestaciones

  • ECO-NET: Se trata de la línea de productos compostables que se han desarrollado en los diferentes proyectos de I+D en los que participan y han participado. Esta gama de productos está avalada con el sello de “Ok Compost” de Tuv Austria.

Un ejemplo del tesón y esfuerzo constante por innovar en la fabricación de mallas extruidas compostables lo representa el actual proyecto VEGE PACK 2020-2023.

El objetivo principal de VEGE-PACK es desarrollar envases compostables basados en films y mallas con propiedades antimicrobianas, antifúngicas y/o anti germinativas, al incluir en la matriz del biopolímero los aditivos funcionales obtenidos de las fracciones de interés de los subproductos del pimiento, la chirimoya y/o el aguacate.

Todas las soluciones que Ecoplas ofrece para el envase alimentario permiten la visualización correcta de los productos.

El efecto que genera es el de un producto envasado con un precinto de seguridad que garantiza que el mismo no ha sido manipulado tras dicho proceso y se presenta con un etiquetado que proporciona al cliente una seguridad alimentaria adicional.

En todas las opciones de etiquetas que propone Ecoplas a sus clientes, se incluye tanto la trazabilidad del producto como la marca comercial de los mismos, dotándolos de una personalización adecuada a sus exigencias.

El trabajo diario, el esfuerzo y las ganas por innovar hacen que Ecoplas sea un referente a nivel nacional y evidentemente, se encuentre correctamente posicionada como empresa española especializada en una solución sostenible para el packaging alimentario para dar el salto internacional definitivo que busca en la actualidad.