Jacobo Porteiro Director del Área de Sostenibilidad en la Universidad de Vigo

Jacobo Porteiro  Director del Área de Sostenibilidad en la Universidad de Vigo: “ La Economía Circular bien entendida tiene que servirnos para buscar sinergias y así evitar que nuestra actividad, o la de otro, genere un daño evitable”

Hablamos con Jacobo Porteiro, Director del Área de Sostenibilidad en la Universidad de Vigo que nos explica el impacto real que supone para el medio ambiente la aplicación de los pilares de la economía circular (reducir, reciclar y reutilizar)  y su preocupación ante ciertas prácticas poco éticas como el “ecolavado” dónde la sostenibilidad es meramente ficticia.

En Ecoplas colaboramos activamente con la Universidad de Vigo debido a la alta concienciación del equipo por el impacto de nuestras actividades en la sociedad y esperamos sirva de ejemplo para que muchas más empresas apuesten por la investigación y la innovación.


1- COMO DIRECTOR DEL ÁREA DE SOSTENIBILIDAD EN LA UNIVERSIDAD DE VIGO NOS GUSTARÍA CONOCER SU EXPERIENCIA LABORAL EN LOS ÚLTIMOS AÑOS. ¿CUÁLES SON INDICADORES CLAVES PARA LA SOSTENIBILIDAD?

La sostenibilidad es un concepto muy amplio que es necesario acotar. La Agenda 2030 de las Naciones Unidas fijó un total de 17 objetivos para el Desarrollo Sostenible que abarcan aspectos tan amplios como el hambre, la pobreza, justicia, paz… además de otros aspectos más clásicamente asociados a la sostenibilidad como son la energía no-contaminante, la industria sostenible, la protección del medio-ambiente, etc.

Si nos ceñimos a la interpretación más clásica de sostenibilidad, especialmente en el entorno en el que se desenvuelve ECOPLAS, creo que podríamos limitarnos a hablar de las materias primas, los residuos y el impacto medioambiental de los procesos. En este sentido uno de los indicadores más claros es la Huella de Carbono (HdC) que se debe acompañar de indicadores que nos marquen “aguas arriba” y “aguas abajo” el impacto de la actividad. En su conjunto podríamos decir que hay que hacer un análisis 360º o global.

2- LA ECONOMÍA CIRCULAR SE SUSTENTA EN TRES PILARES: REDUCIR, RECICLAR Y REUTILIZAR. ¿ESTÁN ALINEANDO LAS EMPRESAS LOS OBJETIVOS DE LA ECONOMÍA CIRCULAR CON LOS OBJETIVOS CLIMÁTICOS?

Exactamente. Aguas arriba está el impacto que nuestra demanda de materias prima tiene sobre el medioambiente y aguas abajo está el impacto de nuestros productos. Como decía, a eso hay que añadirle el propio impacto de nuestra actividad productiva. 

La Economía Circular bien entendida tiene que servirnos para buscar sinergias y así evitar que nuestra actividad, o la de otro, genere un daño evitable. Una máxima que se tiene que aplicar es que no hay energía o materia prima más sostenible que aquella que se evita consumir. Es decir, cuándo reducimos el uso de una materia, la reciclamos o la reutilizamos estamos empleando el procedimiento más sostenible posible. En este sentido, la implicación de ECOPLAS con la Economía Circular y la Sostenibilidad es ejemplar.

3-  LA GAMA DE PRODUCTOS SMART NETS REDUCEN LA HUELLA DE CARBONO DE LOS PRODUCTOS Y SU IMPACTO SOBRE EL MEDIOAMBIENTE, POR LO QUE CONTRIBUYEN A PRESERVAR EL ECOSISTEMA. ¿CREE QUE SE ESTÁN IMPLEMENTANDO SOLUCIONES DE EFICIENCIA ENERGÉTICA Y ENERGÍAS RENOVABLES EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA?

Es cierto que poco a poco los criterios de sostenibilidad van llegando a todos los sectores y existe cierta presión, por parte de los consumidores y las administraciones públicas para ello. Por tanto, yo diría que, a día de hoy, incluso las empresas más reacias a analizar su impacto y evaluar su sostenibilidad, se ven forzadas a hacerlo.

La industria alimentaria, al igual que otras industrias, posee empresas que han abordado su sostenibilidad de forma voluntaria y muy por delante de las exigencias, mientras otras lo han hecho más arrastradas por las circunstancias, el mercado y la legislación.

Según Jacobo Porteiro Director del Área de Sostenibilidad: “El mayor riesgo que veo es que las industrias tienen a su alcance mecanismos de ‘Ecolavado’ (o ‘Greenwashing’) que puede hacer que esta sostenibilidad sea meramente ficticia”.  Así, ciertas empresas, por ejemplo, optan simplemente por externalizar sus actividades menos sostenibles. De esta manera su ‘cuenta de sostenibilidad’ se deshace de un proceso especialmente dañino y pueden así declarar una gran reducción de su impacto medioambiental o de su Huella de Carbono, cuando, en realidad, como decía, el análisis ‘aguas arriba’ y ‘aguas abajo’ demostraría que no existe tal reducción. En este sentido, nos faltan herramientas fiables para evitarlo.

Por tanto, respondiendo a la pregunta, por supuesto que están implantando soluciones eficientes en la industria alimentaria. Seguramente no tantas como sería posible si se impidiesen ciertos atajos y trucos. Si todas las empresas se viesen obligadas a hacer bien su balance y declarar objetivamente el impacto medioambiental de su actividad el progreso en sostenibilidad sería mucho mayor.

4- EN ECOPLAS LA APUESTA POR LA INNOVACIÓN Y LA SOSTENIBILIDAD NOS HA HECHO MODIFICAR EL SISTEMA DE PRODUCCIÓN UTILIZADO EN LAS MALLAS SMART NETS DONDE INCLUIMOS SISTEMAS DE PLANIFICACIÓN Y SECUENCIACIÓN DE PRODUCTOS Y OPTIMIZAMOS LA LOGÍSTICA DE LOS MISMOS. ¿CÓMO VALORA ESTAS MEDIDAS PARA REDUCIR EL DESPERDICIO ALIMENTARIO Y LAS EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO?

Me consta que ECOPLAS es muy consciente de las implicaciones que su actividad tiene sobre el medioambiente y que eso le ha llevado a un planteamiento muy completo que aborda tanto sus materias primas, como sus procesos de planta y finalmente la vida de sus productos. En este sentido no puedo más que felicitar a ECOPLAS por su implicación en materia de sostenibilidad.

De hecho, conozco de primera mano la innovación de ECOPLAS y tengo que decir que estoy muy gratamente sorprendido e interesado en seguirla de cerca. Tanto por la implicación de ECOPLAS como por la honestidad con la que aborda la sostenibilidad. De hecho, espero poder seguir colaborando con vuestra compañía en la definición de esos indicadores de sostenibilidad robustos y fiables que antes comentábamos. 

Espero que la colaboración de ECOPLAS con la Universidade de Vigo sirva de ejemplo para otras muchas empresas